Porriño, Pontevedra.

Recommend
  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • LinkedIN
Share
Tagged in
Selección de casas de Mera. La belleza es una búsqueda, es analizar las datos, los gustos del cliente, las circunstancias, el entorno.... y con todo esto, amén de resolver el todos los problemas que surjan hay que aderazarlo con un poco de magia, o quizás llamemos locura.
Lo importante en una casa es la intención. No todo es 'aqui estoy yo', digamos en una imagen muy americana de la estética. Pero en Europa, el 'menos es más' de Van der Rohe. El minimalismo se está asentando. Quizás entronque con la cultura zen del manejo de los espacios, de los huecos más qeu de los sólidos. Lo importante es la persona. Es el estar, es el ambiente. La casa tiene que supeditarse a esta máxima.
En una casa minimalista, es como bajar la lupa al detalle. La sencillez de formas, la sencillez de materiales. La limpieza en la más mínima de las uniones. Este 'nada' dá relajación y paz. En este caso la madera se combina con el hormigón. Sin aditivos, sin enfoscados y pinturas. Todo es sencillo, nada e cubre y por tanto envejecerá con naturalidad, sin que el tiempo descubra la falsedad del planteamiento.
Esta casa se vuelca en si mismo. Los patios cobran vida, las cristaleras se vuelcan hacia adentro. La paz se adueña de la casa.